Rickenbackers de 12 cuerdas

Guitarras, Jose.GS, 9799 lecturas,
3 votes 1 Star

Las primeras guitarras de 12 cuerdas fueron acústicas y su origen nunca ha estado del todo claro. En el continente americano, tanto norteamericanos como latinoamericanos se disputan su invención y lo cierto es que hay evidencias que apoyarían ambas reivindicaciones.

Según la teoría norteamericana, las guitarras de 12 cuerdas aparecen en USA entre finales del siglo XIX y principios del XX. Estas guitarras serían fabricadas por luthieres italianos que trabajaban en los talleres de Oscar Schmidt, Harmony y Regal en Nueva York y Chicago.

Esta teoría está respaldada en cierta medida porque se sabe que uno de sus usuarios más notables, Leadbelly, encargó la suya a uno de estos luthieres italianos, Flavio Pardini, trabajador de Oscar Schmidt. Claro que el hecho de que estas guitarras fueran una especialidad italiana, hace sospechar de su procedencia Europea, en concreto italiana, donde era común el uso de instrumentos con cuerdas pareadas como la mandolina.

Según la teoría latinoamericana, región en la que es habitual modificar el número de cuerdas de las guitarras, como es el caso del tiple (10-12 cuerdas), el cuatro (4 cuerdas) o el charango (5 pares de cuerdas), las guitarras de 12 cuerdas aparecerían en México donde eran usadas por bandas de Mariachis.

Mariachi 12 string cuerdas

Existe evidencia fotográfica que apuya esta teoría, tal y como se puede ver en la foto de época. Los propios catálogos norteamericanos publicitaban las guitarras de 12 cuerdas como “mexican style” ó “estilo mexicano”. Uno de los catálogos más antiguos donde aparece una “mecian style” es el de la compañía Lyon and Healy y data de 1905 aunque un año antes, la compañía Grunewald de Nueva Orleans se atribuía la invención del instrumento. No obstante, sigue habiendo una conexión probable con Europa ya que la guitarra llegó al continente americano vía España, al ser un invento español, lugar donde también hay una larga tradición de cuerdas pareadas en bandurrias y laudes, amén de guitarras con 7 o más cuerdas.

La conexión de la guitarra acústica de 12 cuerdas con la guitarra eléctrica se debe a que este instrumento fue adoptado en USA por algunos músicos de blues y folk durante toda la primera mitad del siglo XX, en especial por Willie McTell y Leadbelly, que llegó a recibir el apelativo de “rey de las 12 cuerdas”. En la foto a la izquierda Leadbelly y McTell a la derecha;

Willie McTell Leadbelly 12 string cuerdas

En los años 60 hubo un revival de la música folk, contando con algunos artistas que recuperaban de nuevo las 12 cuerdas como Dick Rosmini, Fred Gerlach y Pete Seeger.

Rickenbacker fabrica la primera guitarra eléctrica de 12 cuerdas

Rickenbacker era una compañía especializada en la fabricación de lapsteels, prácticamente desde su fundación en 1931. En 1932 lanzaba la que está considerada como primera guitarra eléctrica de cuerpo sólido, la “frying pan”, aunque estaba ideada para ser usada a modo de lapsteel.

En 1956, con el boom del rock and roll, Rickenbacker se subía al carro de las guitarras eléctricas, inventando la construcción tipo “neck through body”, sacaba la Combo 400, el bajo 4000, después las series 600 y en 1958 las Capri, famosas en manos de John Lennon, junto a la serie 300.

En 1963, la compañía Rickenbacker, atenta a la nueva moda folk, crea la primera guitarra eléctrica de 12 cuerdas, la 360/12. De este modelo se realizaron tres prototipos iniciales, que desde un primer momento contaron con el famoso clavijero diseñado por Dick Burke.

Rickenbacker siguió una estrategia comercial tipo “globo sonda” y de patrocinio en vez de lanzarse a la producción directa de la nueva guitarra. El primer prototipo fue regalado a Suzy Arden, una cantante de country, sin demasiada pena ni gloria. El segundo prototipo fue expuesto en el Hotel Savoy de Nueva York y acabó en manos de George Harrison. Los Beatles habían llegado para actuar en el programa de Ed Sullivan y el 8 de Febrero salieron a visitar Manhattan. George Harrison, aquejado de gripe, se quedó guardando cama en el Hotel Plaza.

George Harrison Rickenbacker 360/12 12 string cuerdas

Brian Epstein había quedado con el presidente de Rickenbacker, F.C.Hall en el hotel Savoy Hilton donde iba a enseñarles sus nuevos modelos de guitarras, entre ellos el segundo prototipo de la Rickenbacker 360-12 Fire-glo, nº de serie #CM107. Tras probarla, John Lennon sugirió que a Harrison le gustaría, volvieron con Hall al Savoy y allí se la regaló a George Harrison después de que la probase. Harrison no llegó a usarla en el programa de Ed Sullivan al no estar habituado a las 12 cuerdas, ni a su afinición y controles.

Harrison la usó por primera vez en una grabación en el tema “I Should Have Known Better,” el 25 de Febrero, después en “I Call Your Name” el 1 de Marzo y finalmente “A Hard Day’s Night” el 16 de Abril, uno de los grandes exitos de 1964 que daría fama mundial a la Rickenbacker 360 de 12 cuerdas. Al oir el sonido de esta guitarra en el disco de los Beatles, otros músicos como Roger McGuinn de los Byrds la adoptaron enseguida y se convirtió en uno de los estándares de la escena folk-rock sesentera. Para entonces Rickenbacker había modificado algo el diseño redondeando los cutaways;

Roger McGuinn Byrds 360/12 12 string cuerdas

En los Beatles marcó una época aunque un tanto breve. El último tema donde suena el prototipo es en “Ticket To Ride”, grabado el 15 de Febrero de 1965 para abrir el disco “Help!” publicado el mismo año. Después, Rickenbacker organizó un acto público en Agosto de 1965, en el que entregó una segunda 360/12 a George Harrison pero esta era la versión moderna, con los cutaways redondeados. Harrison la uso en las grabaciones del “Rubber Soul” y del “Revolver”. Tras la gira estadounidense de 1966, esta guitarra no volvió a ser vista jamás, seguramente porque fue sustraida.

Características de las Rickenbackers de 12 cuerdas

Rickenbacker es una de las pocas compañías que todavía no se ha subido al carro de la producción barata en China. Sigue fabricando en sus talleres de Santa Ana con un nivel de calidad notable, lo que hace que su producción siempre haya sido baja en comparación con otros fabricantes y sus modelos en ocasiones, difíciles de conseguir.

La principal característica de los modelos semi-solidos es la construcción “neck through body”. Este tipo de construcción ya había sido puesto en práctica por Les Paul en su “the log” y por Rickenbacker en sus primeras guitarras de cuerpo sólido en 1956 pero era especialmente apropiado para las guitarras de 12 cuerdas dada la tensión que debe aguantar el mástil, casi el doble que una guitarra normal.

 Rickenbacker 360/12 neck through thru body 12 string cuerdas

Una pega que puede presentar este tipo de mástiles es que la altura del diapasón no sea la adecuada en relación con el puente. En la actualidad es raro encontrar este problema porque es un clásico pero al comprar una Rickenbacker vintage, conviene comprobar que una vez hecho un buen setup en la altura de las cuerdas sea posible bajar puente todavía algo más porque de lo contrario, el mástil no se puede calzar como en una Telecaster y la altura de las cuerdas siempre quedará demasiado alta sin remedio.

El clavijero diseñado por Dick Burke es la solución más elegante hasta la fecha para la distribución de una pala sobrecargada de clavijas. Consiste en colocar 6 clavijas en posición normal y las otras 6 en el canto de la pala. La pala vista de frente parece normal y al hechar el peso de las clavijas hacía atrás, se evita que la guitarra “cabecee”.

Dick Burke headstock pala Rickenbacker 360/12 12 string cuerdas

La afinación de una Rickenbacker difiere un poco de la afinación tradicional en una guitarra de 12 cuerdas. Las dos primeras cuerdas se afinan al unísono y el resto de cuerdas se afina como en una guitarra normal solo que se les añade una cuerda adicional afinada una octava más alta. La afinación y el grosor de las cuerdas tal y como vienen de serie;

6a cuerda; Mi + Mi 1 octava .042 + .026
5a cuerda; La + La 1 octava .034 + .020
4a cuerda; Re + Re 1 octava .026 + .013
3a cuerda; Sol + Sol 1 octava .020 + .010
2a cuerda; Si + Si unísono .013 + .013
1a cuerda; Mi + Mi unísono .010 + .010

Los diapasones de Rickenbacker son bastante peculiares. A pesar de ser de palo rosa, están acabados con barniz, como si fueran un diapasón de arce de Fender, llevan unos marcadores triangulares bastante característicos, la escala es de 24,75 pulgadas con 24 trastes, bastante estrecha para una guitarra de 12 cuerdas; 41,4mm en la cejuela y 49,05mm en el traste 12. Además las medidas son las mismas tanto en los modelos de 12 cuerdas como en los de 6 cuerdas, por lo que todas las Rickenbackers de 12 cuerdas pueden ser usadas sin problemas y con bastante comodidad con solo 6 cuerdas;

Rickenbacker mástil neck 12 string cuerdas

Las mejores pastillas para conseguir el sonido tradicional de Rickenbacker son las conocidas como “toasters” por su cubierta cromada con forma de tostadora de pan. Eran pastillas simples o “single-coils”, con salida entorno a los 7,5k y fueron sustituidas en 1968 por las “hi-gain”, peor opción que se sigue montando de serie hoy en día aunque Rickenbacker ofrece como recambio una versión de las pastillas vintage y una versión en formato humbucker.

Rickenbacker tone control 12 string cuerdas

El circuito cuenta con controles de volumen y tono para cada pastilla, un “blender” o mezclador, que se activa cuando se enciende la pastilla del mástil y que permite mezclarla con el puente. El circuito tiene dos salidas; una “mono” normal y otra salida estereo llamada “Ric-O-Sound” que permite enviar cada pastilla a un amplificador diferente.

El último detalle importante es que otra cosa que no ha hecho Rickenbacker es pasarse a los acabados rápidos de poliester sino que sigue empleando nitrocelulosa y esta se considera un componente determinante para el sonido propio de estas guitarras.

Rickenbackers de 12 cuerdas actuales

Rickenbacker ofrece todos sus modelos en versión de 6 cuerdas, 12 cuerdas, 2 pastillas, 3 pastillas, cutaways apuntados o cutaways redondeados. Asi por ejemplo, tomando como modelo base una 330, que sería una Rickenbacker con los cutaways en punta, dos pastillas y 6 cuerdas, el modelo 330/12 es la misma guitarra en versión 12 cuerdas, el modelo 340 es igual pero con 3 pastillas, el 340/12 tendría 3 pastillas y doce cuerdas y los modelos 360 y 370 sería repetir las mismas opciones pero con los cutaways redondeados;

Rickenbacker 12 string cuerdas

Todos estos modelos los venden aquí en Thomann.

Las últimas Rickenbacker de 12 cuerdas que hay que mencionar es la serie 600. Estas, a diferencia de las anteriores son guitarras de cuerpo sólido, disponibles en versión tanto de 6 como de 12 cuerdas y con ellas sucede algo parecido que con la Gretsch G6131 de Malcom Young. Según para qué gustos puede ser bastante fea pero resulta que es una de las guitarras eléctricas tanto de 6 como de 12 cuerdas consideradas como mejor sonantes que han existido.

Rickenbacker 600 series 12 string cuerdas

Muchos guitarristas, George Harrison incluido, se hicieron con algún modelo de la serie 600 y aunque no es habitual verles con ellas en público – otros como Tom Petty si se han dejado ver más – es una especie de “arma secreta” que se ha usado en estudio en multitud de grabaciones.

Sitios enlazando este artículo
  1. La guitarra de doce cuerdas. |